Cátedra Juan Pablo II  en la Universidad de la Mística Ávila

Cátedra Juan Pablo II en la Universidad de la Mística Ávila

Inauguración Cátedra Juan Pablo II

El viernes 23 de noviembre 2018 a las 17.00 horas, se inauguró en la Universidad de la Mística, la primera edición de la Cátedra Juan Pablo II que lleva como título: “Juan Pablo II frente a la experiencia de Dios. Su relación con los místicos del Carmelo”. El encuentro se inició con la palabra del Señor Obispo de Ávila Mons. D. Jesús García Burillo, quien expresó su agradecimiento y su alegría por la realización de esta Cátedra. El Señor obispo habló de su amistad personal con el Papa Juan Pablo II y de la cercanía de éste con el Carmelo y la Ciudad de Ávila, que se traduce en la visita que realizó el año 1982.

Por su parte, el Padre Francisco Javier Sancho Fermín, director de la Universidad de la Mística, subrayó que la figura del Papa Juan Pablo tuvo un fuerte influjo en la sociedad a todos los niveles, al motivar la vivencia de los valores cristianos y propiciar la dimensión mística y contemplativa del cristiano, lo cual representa para la Cátedra un reto y una invitación a seguir proclamando dichos valores.

D. Andrzej Dobrzyński, director de la Cátedra, partiendo de la realidad de una sociedad profundamente marcada por la tecnología, señaló la importancia de una espiritualidad de comunión, manifestada de manera concreta en la intensa evangelización que marcó el pontificado de Juan Pablo II. Así mismo, remarcó la fuerte relación entre la figura del Papa y España, y que concretamente se tradujo en los cinco viajes apostólicos que realizó a este país y la elevación a los altares de muchos mártires españoles.

D. Łukasz Grützmacher, director adjunto del Instituto Polaco de Cultura en Madrid, declaró que la celebración de esta Cátedra es la culminación de una serie de actividades celebradas y realizadas por los 40 años del inicio del Pontificado de Juan Pablo II. La importancia de este evento está en el enfoque que presenta a Juan Pablo II en su relación con Dios.

La última palabra la tuvo la Excma. Sra. Doña Marzenna Adamczyk, embajadora de Polonia en España, quien afirmó que la figura de Juan Pablo II dignifica y rescata 3 aspectos fundamentales de la vida humana: la enfermedad, la vejez y la muerte. La Señora embajadora hizo una petición particular a la Cátedra: el presentar la figura de san Juan Pablo II como un hombre cercano, vivo, con necesidades como cualquier otro, para poder hacer de él un santo cercano.

Como parte del acto inaugural, el CITeS y la Universidad Pontificia Juan Pablo II de Cracovia firmaron el convenio con el esta Cátedra inicia su andadura. También los participantes del acto inaugural pudieron disfrutar de un momento musical a cargo de la chelista Claudia Cesarini.

El encuentro terminó con las dos primeras ponencias programadas para el día, cuyo título era “Juan Pablo II y Edith Stein (Teresa Benedicta de la Cruz)”, y que estuvieron a cargo de Wojciech Zyzak, y Francisco Javier Sancho Fermín.

La experiencia de Dios y San Juan Pablo II

Segunda jornada de la Cátedra celebrada en la Universidad de la Mística

En el marco de la Cátedra Juan Pablo II, el 24 de noviembre, abrió la sesión de la mañana el Señor Obispo administrador apostólico de Ávila D. Jesús Burillo, cuya ponencia tuvo como título “Ávila en el corazón del Papa Juan Pablo II”. El Señor obispo señaló que Juan Pablo II fue el primer Papa que visitó Ávila.

D. Jesús Burillo, testigo excepcional del gran amor y admiración que Juan Pablo II tenía por Ávila, compartió la experiencia que tuvo al compartir con el Papa unos breves minutos, poco tiempo antes de su muerte. En encuentro, Juan Pablo II recordó vivamente su visita apostólica a Ávila, tierra de los místicos del Carmelo. El Señor obispo afirmó que este amor particular empezó ya en los años de juventud de Karol Wojtyła, quien después de estudiar el castellano, descubrió a los santos abulenses en sus escritos; y a partir de entonces les concedió un lugar particular en su corazón como maestros y guías en el camino del espíritu e inspiradores de una espiritualidad que centraliza la dignidad del ser humano.

El sacerdote Rafael Mora Martín, presentó su conferencia titulada “La centralidad de la persona en la filosofía y espiritualidad de Karol Wojtyła”. En su exposición, el ponente tuvo como objetivo mostrar que la pregunta sobre la persona humana, el “qué es el hombre”, es el núcleo vertebrador del pensamiento filosófico y teológico de Karol Wojtyla / Juan Pablo II, y de su espiritualidad. La respuesta a esta pregunta, el Papa intentó buscarla por dos caminos convergentes: la razón y la fe, temas que desarrolló más adelante en la Fides et ratio. Esta respuesta Wojtyła la encontró en la fe en Cristo: el hombre es la imagen del Verbo encarnado. Su propuesta parte de una visión integral del hombre, llamado a desarrollarse en el amor, que aparece como el único modo de relación con los otros. El hombre se realiza en la entrega a los demás. Este es su llamado.

La última ponencia de la mañana estuvo a cargo de Anabel Castellanos, quien tuvo como objetivo mostrar la centralidad del Espíritu Santo en la experiencia y la persona de Juan Pablo II. A través del desarrollo de su ponencia, fueron presentados los aspectos más importantes de la relación de Karol Wojtyła y el Espíritu Santo.

Esta relación tuvo su inicio en los primeros años de su vida. Karol Wojtyła aprende a invocar al Espíritu desde muy pequeño, a ejemplo de su padre. La amistad que nació en la oración, creció en Karol, como niño, joven, artista, obrero en la mina, sacerdote, obispo y Papa, dando siempre, en toda circunstancia, muestras de humildad y obediencia a la voluntad de Dios.

La cátedra llegó a su fin con la tercera sesión, en la tarde, con el título “Juan Pablo II y dos Doctores del Carmelo: Juan de la Cruz y Teresa de Lisieux”, en la que intervinieron José Vicente Rodríguez y Dámaso Zuazua, ambos carmelitas descalzos. El director de la Cátedra agradeció a todos los participantes recordándoles que este encuentro es sólo el inicio de un camino a recorrer.

Catedra Juan Pablo Cites

Charla de José Vicente

José Vicente Rodríguez afirma que Juan Pablo II se consideraba como un amigo predilecto de Juan de la Cruz. Este camino de amistad se inició en la juventud. En el doctor místico encontró un guía y maestro que le acompañaba en el camino hacia Dios. Dos son los principales signos de esa cercanía y amistad: la tesis doctoral de Karol Wojtyła, que llevó como título “La fe en san Juan de la Cruz”, y la Carta Apostólica “Maestro en la fe”, con ocasión del IV centenario de la muerte de san Juan de la Cruz (1991).

José Vicente hizo un rápido recorrido por la tesis doctoral del Santo abulense. Resaltó su enorme capacidad de análisis de los textos sanjuanistas y de lo que es la fe. Wojtyła se fija de manera particular en textos del segundo libro de la Subida al Monte Carmelo. Después de la presentación de su tesis, se presentaron valiosas recensiones de la misma en la revista “Monte Carmelo”.

Ya elegido Papa, aparecieron muchas recensiones de su tesis doctoral, en general bastante elogiosas. A mi parecer filosofa demasiado sobre los textos de Juan de la Cruz. Está empeñado en encontrar el mayor fundamento en el libro octavo del libro segundo de Subida. En realidad, lo que quiere fundamentar está con más claridad en el capítulo cuarto del libro de la Subida.

Una experiencia que impresionó muchísimo al P. José Vicente, ocurrió durante la visita que hizo Juan Pablo II al Teresianum de Roma, pocos días después de la canonización de Rafael Kalinowski, (17 de noviembre de 1991). Al despedirse dijo lo siguiente: “Pienso que, para comprender la dignidad de la persona humana, la habilidad de la persona humana es necesario pasar una vez por la teología de san Juan de la Cruz, y entonces se ve lo que quiere decir hombre, después no se puede olvidar nunca su dignidad”.

Charla de Dámaso Zuazua

Teresa de Lisieux fue un fenómeno religioso que acaba siendo un fenómeno cultural e interreligioso. Es la santa más popular del S. XX, la santa más grande de los tiempos modernos, una reformulación del mensaje evangélico para que el mundo moderno pueda entenderlo con más claridad. Hablando de la revolución divina que Dios obró en santa Teresita del Niño podemos considerarla la santa de la era atómica. Ella nos presenta un camino totalmente nuevo, con una misión que Dios otorgada por Dios a la Iglesia.

Teresa de Lisieux es reconocida en los cinco continentes, y no sólo en la iglesia católica sino también en la iglesia ortodoxa e incluso en muchos lugares de fe musulmana.

Teresa de Lisieux es la santa del S. XX; Juan Pablo es el Papa del mismo siglo. Juan Pablo II estuvo de peregrino en Francia en diez ocasiones. La primera vez, como Papa, en 1980, Liseux fue el único lugar que visitó fuera de París. Visito el monasterio, la enfermería… Las monjas descalzas sabiendo su predilección por la frase: “en el corazón de la Iglesia yo seré el amor”, cantaron el estribillo, y el mismo Papa entonó el estribillo. Para Juan Pablo II, sólo puede llegar a todas las naciones quien está unido a alguien que está en el corazón de la Iglesia, como Teresa de Lisieux. Para el Papa Wojtyła, Teresa es una santa contemporánea, a pesar del tiempo que ha pasado, porque “los santos no envejecen nunca y no prescriben jamás”.

Clausura Cátedra Juan Pablo II

Después de las dos conferencias el director de la Cátedra, D. Andrzej Dobrzyński, agradeció a todos los participantes recordándoles que este encuentro es sólo el inicio de un camino a recorrer.

Log in or Sign up