A crisol tú me cuidaste,

A crisol de sufrimiento,

A crisol de fuego y soledad,

A crisol de nieve, hielo e invierno,

Tu luz, como crisol,

Tu luz, como a mármol despertar, frío y llano,

Tu luz como a yermo sol naciente,

Sin calor tu luz como a crisol me cuidó…

Y en el aire del latir,

El latido de tu Verbo Existir,

El latir de tus pupilas fijas en mi,

A crisol de palabra eterna me guiaste,

Por el sol de la virtud,

Arrepentimiento me sanaste,

Del arrepentir de mis arroyos de Ayer,

De mi arrepentimiento me salvaste,

Arrepentido ya sólo me cuidaste,

Donaste mi sabor eterno,

A la Tierra de mortales,

Donaste tu dolor perpetuo,

Perpetuando tu don siempre eterno.

Y con gracias, y dones lleno,

Con aires, brisas y virtudes,

El Espíritu y la vida me ofrecisteis,

Me cuidaste con dolor, a fuego de espíritu

En el torno de tu luz

Información adicional

Autor:
Alberto Calvo Plaza

Log in or Sign up